Pequeña casa de piedra en la Toscana


La casa que aparece en estas imágenes, de clara inspiración mediterránea, es un excelente ejemplo de economía de líneas y de cómo fundir con la mayor eficacia posible la construcción tradicional y las líneas de la arquitectura de vanguardia. Se trata de una vivienda de pequeño tamaño y superficie de 90 metros cuadrados, ubicada en Monte Argentario, Grosetto (Italia).

El estudio de arquitectura encargado del proyecto, Modostudio, vio finalizar la construcción de la casa en el año 2011. El paraje donde se alza no puede ser más hermosos: el Parque Nacional Monte Argentario, en la cima de una colina desde la que se disfrutan impresionantes vistas del mar y de las islas frente a la costa toscana.


En principio, la estructura era un simple almacén agrícola que ha sido completamente reconstruido, respetando su forma original de líneas básicas y recuperando las antiguas piedras que conformaban el antiguo edificio. La cubierta es muy especial, ya que sigue un sistema constructivo tradicional pero convenientemente adaptado a la época contemporánea.


En las gruesas paredes se practicaron nuevos vanos, para instalar ventanas que permitan disfrutar de las hermosas vistas que rodean a la vivienda. La combinación de piedra y escayola blanca de las ventanas crea una atmósfera sofisticada que proporciona una estética rotunda y fuerte a la casa. Además, la vivienda cuenta con paneles solares destinados a proporcionar agua caliente y calefacción al interior.

Fotografías: Modostudio.

1 comentario

  1. hermosa la casita de piedras quisiera adaptarla a la mia que materiales tiene como se llama la piedra y que cortinas me sugieren

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *