Casa de vacaciones de diseño básico y moderno

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Madera, líneas rectas y un punto de sentido del humor son los ingredientes principales de esta sencilla y elegante casa de vacaciones, un proyecto arquitectónico que consigue llevar la máxima vanguardia a todos los rincones y presupuesto. El nombre de esta vivienda es Summer House M (Casa de verano M), y se encuentra en la localidad de Bohuslän, al oeste de Suecia.

Terminada de construir en 2012, la residencia vacacional ha sido diseñada por el arquitecto Mikael Bergquist, mientras que el paisajismo es obra de Per Axelsson.


El exterior de la casa, que cuenta con una sola planta, está completamente revestido de lamas de madera natural sin tratar. Este material no requiere mantenimiento: es más, la ausencia de éste hará que con el tiempo, la madera adquiera un atractivo tono grisáceo. En contraste con la calidez de la madera, dos grandes puertas correderas de cristal de suelo a techo abren la zona destinada a la cocina y al salón hacia el exterior.


La vivienda se encuentra rodeada por frondosos bosques, y también está cerca de la costa. Los propietarios residen habitualmente en Inglaterra, y querían un refugio muy especial para sus vacaciones. El diseño de la casa, visto por el lateral recuerda al concepto básico de “casa”, con sus paredes rectas y su tejado a dos aguas. El arquitecto responsable del proyecto comentaba al respecto que su deseo era combinar el estilo de las granjas tradicionales suecas y la forma de vida moderna en un solo edificio que permitiera a sus habitantes estar en contacto constante con la naturaleza.

Fotografías:
Mikael Olsson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *