Vivienda abierta a la naturaleza en Suiza


El nombre de esta sencilla y hermosa casa es Casa D. Ha sido diseñada por el estudio HHF Architects y se terminó de construir en el año 2011. La casa se encuentra en la localidad de Nuglar (Suiza), a tan solo veinticinco minutos en coche de Basilea. Probablemente el mayor atractivo de la vivienda sean las maravillosas vistas de las que disfrutan sus habitantes, y que podrían hacernos pensar que nos encontramos en algún paraje natural de Sudamérica…

La construcción está orientada de forma paralela al paisaje, convirtiendo las vistas en algo de importancia fundamental. Desde la casa es posible contemplar enormes praderas verdes sin construcción alguna, salpicadas de preciosos árboles frutales.


El estudio de arquitectura explotó a fondo esta característica, la convirtió en la “temática” principal de la casa y la acentuó con ingeniosos detalles. Por ejemplo, la planta baja es un espacio diáfano (con zonas para la cocina, el comedor y el salón) que se distribuye alrededor de un núcleo de hormigón en el cual se encuentra la escalera, que comunica el espacio con las plantas superior e inferior. Esta planta baja está completamente rodeada de paneles de cristal, que la comunican sin barreras visuales con el exterior.


En el exterior nos encontramos una enorme terraza. Los clientes, que habitan la casa desde principios del 2012, constataron que no querían un jardín que tuviesen que mantener. Así que se les propuso contar con una terraza de madera con piscina incluida. Para salvar el ligero desnivel de la finca, la terraza queda elevada; esta característica, además, sirve para proteger a los habitantes de la casa de miradas indiscretas.

Fotografías: Tom Bisig.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *