Refugio de vacaciones en Nueva York

A primera vista, esta armoniosa villa nos sorprende por su concepto tradicional con curiosos toques de vanguardia. La casa se encuentra en la localidad de Pawling, Nueva York, y ha sido construida de acuerdo con el proyecto realizado por el estudio SPG Architects.

La vivienda es propiedad de una pareja que vive en la gran ciudad. Ambos deseaban contar con un refugio para los fines de semana y las vacaciones en el que desconectar de la ajetreada vida de la urbe, y mantenerse en contacto con la naturaleza. Esta fantástica casa hizo sus sueños realidad.

Fachada de original diseño


El tamaño de la residencia es de 303 metros cuadrados, por lo que más que un refugio es una casa con todas las de la ley. Ubicada en una amplia finca, su forma está inspirada en los clásicos pabellones de principios de siglo, convenientemente actualizados. El diseño de la construcción parece descansar en un pequeño valle, surgiendo del entorno natural en armonía con el paisaje. La fachada principal destaca especialmente por el curioso diseño y la distribución de los ventanales, con uno de ellos sobresaliendo de la superficie blanca en forma de cubo rojo.

Una suite de lujo


En el interior, la zona de dormitorios (que cuenta con dos plantas) se comunica de forma continuada y fluida con las zonas de uso común y vida social. Esta segunda zona está formada por tres estancias: salón, comedor y cocina. En la planta baja se halla la suite principal, todo un lujo para sus ocupantes: cuenta con jardín privado y una terraza magnífica para comer o cenar al aire libre.

Fotografías:
Randy O’Rourke y Tim Street-Porter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *