Loft minimalista en Bruselas


Tras hablarte del estudio-biblioteca que Andrew Berman Architect realizó para un historiador en Nueva York, hoy volvemos al viejo continente para mostrarte un magnífico loft de estética minimalista.

Obra del estudio de arquitectura adn Architectures, este loft en Bruselas nace de una renovación impuesta en la que los diseñadores lo tenían muy claro: cuatro paredes y un par de ventanas, necesidades funcionales para dormir, comer, leer y lavar. Para ello, se basaron en isométricas cajas: dos cuerpos internos que abrazan el envoltorio sin tocarlo, opaco, translúcido, aireado, abstracto.

Organización

Los arquitectos tenían el encargo de una reconversión interior tipo loft con un uso eficiente del espacio para una pareja en una superficie sin terminar de 96 metros cuadrados: paredes hechas de bloques de barro, techo de hormigón en bruto, ventanas en dos de las cuatro paredes y dos ductos técnicos.


En cuanto a la organización, se trata de dos volúmenes y tres muebles que se instalan para estructurar el volumen. Los dos volúmenes metálicos en la planta baja reciben las dos funciones que requieren de puertas cerradas: el cuarto de baño y el lavadero. Las plantas superiores de los volúmenes esconden un dormitorio y una oficina.

Pureza de la forma y simplicidad funcional

Buscando la pureza de la forma y la simplicidad funcional, la posición de estos volúmenes a lo largo de los conductos técnicos determina diferentes volúmenes con diferentes cualidades. Por su parte, las tres piezas de mobiliario estructuran y dan función al espacio que queda: un largo mueble de cocina en un espacio estrecho entre la entrada y la sala de lavandería, una pared de almacenamiento cerca de la entrada y una biblioteca en el espacio más íntimo que lleva al balcón.

Materiales

Los materiales son pavimento de poliuretano para el suelo; metal sólido o perforado para los elementos estructurantes, MDF estratificada para los muebles, con un acabado de pintura para exacerbar la textura de los distintos materiales. El techo se mantiene como era para recordar el volumen unificado preexistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *