Fantástica casa de una planta en Burgos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El gran interés de esta casa de estilo plenamente minimalista y racional radica sobre todo en su simplicidad de líneas y austeridad formal. Se trata de una residencia terminada de edificar en el año 2012 a partir de un proyecto de Pereda Pérez Arquitectos, y que se alza en Villarcayo (Burgos). Con una superficie total de 206,31 metros cuadrados, esta preciosa villa es un auténtico lujo en cuanto a estética y confortabilidad.

La casa está realizada sobre todo en cemento y madera, una combinación que siempre funciona en arquitectura. Se alza en una finca situada en una zona residencial aún no plenamente consolidada, en las afueras de la localidad.

Acceso directo al jardín


La casa se proyectó ajustándose a las restricciones urbanísticas de la zona, por otra parte no demasiado exigentes. Principalmente comprendían aspectos relacionados con las alturas, las servidumbres y la idoneidad de la construcción. Además, el estudio de arquitectura se adaptó a las necesidades de los propietarios, una familia joven plenamente identificada con la arquitectura contemporánea y que deseaba habitar una casa de una sola planta, en la que poder maximizar la relación con el jardín.

Dos zonas principales


El proyecto se realizó en base a un presupuesto ajustado, lo que obligó a sus responsables a utilizar la imaginación. El programa quedó definido al detalle por los clientes y se encuentra dividido básicamente en dos categorías. Por un lado encontramos un gran salón con terraza, con acceso directo al jardín, y por el otro, un dormitorio principal con baño incluido y dos habitaciones más. También hay otro cuarto de baño y una sala de juegos y estudio para los niños. La vivienda se completa con cocina y garaje.

Fotografías: © Pedro Pegenaute.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *