La remodelación de este apartamento de Sidney

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter1Share on Google+0

casa-sidney-sala-estar
Este apartamento ubicado en Sidney ha sido rediseñado por Renjie Teoh. El cliente solicitó más luz natural y mejorar la iluminación artificial. También más espacio de almacenamiento y liberar la superficie útil disponible. Para ello, se reformó un apartamento antiguo para darle mayor sensación de amplitud. Eso sí, sin olvidar el diseño ni la funcionalidad. Vamos a ver el resultado a continuación.

Un apartamento reformado

Este apartamento tuvo una pequeña renovación parcial con el anterior propietario a finales de los años 80. En este momento la cocina se ubicó en su lugar actual pero todavía conservaba la iluminación, electricidad y otros elementos propios de los años 60, cuando se construyó el edificio.

La nueva transformación

Según explica el arquitecto encargado de esta nueva transformación, comenzó su trabajo considerando las cualidades esenciales de un hogar: sensación de calma, calidez y protección. Siempre dejando espacio a la personalización. Y para ello decidió darle un enfoque minimalista y conseguir así esa sensación de espacios amplios. Par evitar que ese minimalismo volviera frías las estancias aportó calor con otros recursos decorativos, logrando así un perfecto equilibrio.

salon-casa-sidney

La iluminación

Durante este trabajo de remodelación se ha tratado de conservar las características arquitectónicas de los años 60: curvas sutiles, esquinas redondeadas y elementos circulares. Asimismo, se ha prestado especial atención a las lámparas. Para el arquitecto, no solo deben cumplir su función principal de alumbrar, sino que también deben ser capaces de definir espacios y fundirse en el tejido arquitectónico.

Galería de fotos

Diseño y comodidad se dan cita en este apartamento que ahora conocerás con más detalle a través de la galería de fotos donde podrás dar un paseo por su interior. Una fusión entre el estilo minimalista y el estudio de mediados de siglo propio del origen del edificio que deja espacio para “respirar” sin perder por ello la esencia del propietario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *