Edificio que se dobla sobre sí mismo


La curiosa arquitectura que define a esta magnífica construcción situada en Kaltern (Italia) parece generada por una cinta de cemento, que se dobla sobre sí misma formando una estructura en S, que da lugar a las distintas plantas. Se trata de un espectacular proyecto obra del estudio Monovolume Architecture + Design, y que acoge la sede de la firma Giacomuzzi Ltd.

La empresa, una moderna compañía de componentes para fontanería (especializada en tecnología ecológica y sostenible), cuenta así con una ubicación acorde con sus principios medioambientales y de una alta modernidad.


En el edificio hay lugar para las oficinas, el showroom y también para viviendas. La fachada está inclinada de forma que genera una superficie idónea para colocar paneles solares fotovoltaicos. Una forma excelente de integrar la tecnología sostenible, sin que el diseño final se vea alterado en exceso. Este edificio constituye en general un lugar coherente para la filosofía eco-sostenible de la empresa italiana.


La construcción forma una especie de “lazo” doblado que asciende desde la planta a ras de calle hasta el segundo piso. En medio de ambas plataformas, tres plantas se abren a los alrededores gracias a fachadas de cristal convenientemente aisladas. Las instalaciones que generan energía solar no se esconden como en tantos proyectos, sino que se exhiben orgullosas. Las viviendas se encuentran en la planta superior, mientras que la planta baja acoge las oficinas, protegidas del sol directo por el elegante lazo de cemento en voladizo.

Fotografías:
Simon Constantini.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *