Casa impresionante llena de luz en Portugal


La vivienda que vemos en estas imágenes, impregnada de una modernidad fuera de toda duda, es un proyecto espectacular ubicado en Portugal y diseñado por el arquitecto Bruno Marques. La casa goza de enormes paneles de vidrio deslizantes que jalonan sus fachadas y permiten la entrada de luz, así como el aprovechamiento de las vistas.

Estos paneles llevan carpinterías de la firma Tecnal, cuyos cerramientos de aluminio aumentan la comodidad visual y el bienestar en el interior de toda la casa.

600 metros cuadrados


De esta manera, las barreras arquitectónicas entre el exterior y el interior de la vivienda se difuminan para aumentar el disfrute de los espacios. La casa se eleva en una zona residencial y tranquila, situándose entre dos calles que delimitan la parcela y que la obligan a desplegarse. Así, la villa consta de dos volúmenes con un total de 600 m2; en su superficie total se generan diferentes diseños, que permiten disfrutar de una mayor exposición o privacidad, según se desee.

Dos volúmenes


En el volumen más regular se desarrolla el área social, que incluye vestíbulo, cocina, un dormitorio con cuarto de baño, aseo y una sala de estar con comedor. Por otro lado, en la parte superior se ubica el área privada. El desnivel existente entre las dos calles obliga a que la fachada sur presente únicamente dos plantas, mientras que en la cara norte se distingue una tercera. Aquí, un original porche bajo cubierta es el encargado de equilibrar el impacto volumétrico del conjunto de la vivienda.

Fotografías: AFFP Filipe Pombo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *