Casa futurista en Madrid


El nombre de esta vivienda es Casa 360, un nombre muy acertado cuando vemos la curiosa forma circular de la planta del edificio. Se trata de un arriesgado y magnífico proyecto del estudio de arquitectos Subarquitectura, formado por Andrés Silanes, Fernando Valderrama y Carlos Bañón. La Casa 360 se alza en la Urbanización Roncesvalles de Galapagar (Madrid), y llama la atención por su peculiar forma, casi de película de ciencia-ficción.

Con una silueta extremadamente atrevida, la construcción sigue una línea curva en casi toda su extensión. La forma sinuosa de la vivienda busca un aprovechamiento total de las vistas circundantes, desde todos los puntos de la casa.


El proyecto consigue que la casa se gire sobre sí misma, llegando a completar una vuelta completa, lo que da nombre al edificio. El grado de intimidad de las estancias aumenta a medida que se incrementa la distancia hacia los extremos de la casa. En el punto medio se halla la mediateca, una estancia destinada a disfrutar de medios audiovisuales perfectamente aislada y en completa oscuridad.


Así, con un solo y simple gesto se generan dos cometidos: salvar el desnivel y enfocar las estancias hacia el exterior. El exterior del edificio es de color negro: está revestido de placas de pizarra oscura, aislante y decorativa, que además es un material característico de la zona y que casi viene impuesto por las normativas estéticas del lugar. En contraste total, los interiores son blancos y luminosos, dejando que el color lo aporten las magníficas vistas del verde entorno natural.

Fotografías: David Frutos Ruiz.

2 comentarios

  1. Hello, mi nombre es Miguel Hernández

    Quisiera grabar un cortometraje futurista en esa casa. ¿Con quien puedo hablar?

    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *