Casa en una colina en Madrid

Casa VARS Madrid
De Girona, donde ayer descubrimos una preciosa masía, nos trasladamos a Madrid para mostrarte la Casa VARS, diseñada por el estudio de arquitectura aceboXalonso.

Según explican los encargados del proyecto, la mejor forma de establecerse en lo alto de la colina era establecer una especie de sombrilla que se pudiese arrugar, fruncir u ondular para estar más cómodos, y que subiera y bajara, cambiando el carácter del espacio que cubre. El resultado fue el siguiente. ¡No te lo pierdas!

Perfiles irregulares

Al trabajar sobre unos perfiles irregulares, no fue fácil para el estudio satisfacer cuestiones como impedir o promover ciertas líneas visuales, resolver la relación de la casa con el terreno, la relación entre las plantas o la caracterización de ambientes o zonas para adecuarlas a actividades.

Así, se decidieron a reducir la expresión de todos los sistemas que distraen la intuición principal, optando por un sistema espacio-construcción-estructura que quedaba reducido a dos láminas de hormigón que suman cuantas cuestiones sea posible, a base de composiciones especializadas de distintas cualidades.

Casa VARS Madrid1

Sistema de soporte

Es importante destacar también su sistema de soporte, que está diluido en el sistema suelo-techo, siendo informal y no organizado, lo que produce una expresión oculta. Así, se expresa solo la sección variable de las láminas, que varían para asumir los apoyos, y que no son continúas, se apoyan una en otra mediante tacos de neopreno. Eso sí, sus cualidades superficiales son iguales, lo que aporta cierta simetría horizontal que es continuamente puesta en crisis a través de los cambios de nivel y de las transiciones a uno y otro lado de las capas.

La incidencia del sol

Por otra parte, tenemos que resaltar la regulación de la incidencia del sol mediante un voladizo que varía de profundidad dependiendo de la orientación, orientándose al ángulo de incidencia y protegiendo el cerramiento de vidrio. Por último, el centro de la vivienda está ocupado por un mecanismo de control climático. Se trata de un patio con un árbol de hoja caduca, un arce rojo, que se encarga de regular la incidencia del sol en las estancias alrededor del patio, produciendo una zona de frescor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *