Casa estrecha en Nueva York


Hoy continuamos en Estados Unidos pero para presentar una vivienda muy diferente a las casas con piscina en Los Ángeles que te mostramos ayer. Y es que hoy nos situamos en Nueva York, donde el estudio de arquitectura Fabrica718 finalizó en 2014 el proyecto Tighthouse, la primera casa pasiva certificada de la Gran Manzana, representando la nueva ola de reconversiones energéticas dentro de Estados Unidos.

La casa fue construida originalmente en 1899, pero mejoró considerablemente en 2012 utilizando un 90% menos de energía para calefacción y un 75% menos de energía general, en comparación con el promedio de la ciudad. ¿Quieres saber más sobre este interesante proyecto neoyorquino? ¡Pues atento!

Aislamiento y ventilación

Una envolvente continua de aislamiento y una mayor estanqueidad aseguran que el edificio conserve su calor o frío, dependiendo de la temporada. Por otro lado, un sistema de ventilación VFC, altamente eficiente, se ejecuta constantemente para proporcionar aire fresco en el interior. En realidad, la huella de carbono no se reduce en gran medida, pero las facturas de servicios públicos del dueño de la casa son muy bajas y no necesita servicio de gas.

Energía solar

La casa utiliza energía solar térmica para obtener agua caliente y paneles solares fotovoltaicos que entregan un 30% de la energía total utilizada.

Modernización

La modernización suma una nueva fachada trasera, una 3ª planta, una azotea y un estudio de arte de doble altura en el nivel más bajo. Lo más impresionante, sin embargo, es que Tighthouse está siendo monitoreada constantemente para obtener más información sobre su funcionamiento, lo que ha permitido trabajar en mejoras y sacar lecciones para futuros proyectos pasivos.


¿Qué te han parecido las soluciones energéticas que utilizaron los arquitectos para diseñar esta casa neoyorquina?

Fotografías: © Hai Zhang

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *