Casa del Árbol con piscina en México

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Casa del arbol piscina Mexico
Comenzamos la semana en Mérida, Yucatán (México), donde hemos descubierto una vivienda que merece la pena conocer. Reformada por el Taller Estilo Arquitectura, destaca por su mimetización con el entorno y por el cumplimiento de tres premisas básicas: la permanencia de un centenario árbol de Zapote, la mayor apertura en el espacio y el menor impacto en el contexto natural y edificado.

¿Quieres conocer más detalles de la Casa del Árbol de Mérida? Pues no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación, especialmente la galería.

Una casa que vive en el entorno

La Casa del Árbol en lugar de vivir con el entorno, vive en el entorno, haciendo al contexto natural parte esencial de su carácter. Por otro lado, se optimizó el espacio reutilizando toda la estructura existente y creando aperturas capaces de incorporar la ventilación y la iluminación adecuada para cada lugar de la casa.

Casa del arbol piscina Mexico1

Dos áreas exteriores

Además, el estudio añadió una nueva construcción en el extremo oriente, entre el árbol de Zapote y la casa existente. De esta manera, la casa pasó a tener dos áreas exteriores: un patio central íntimo y acogedor y un patio posterior amplio y rodeado de vegetación, donde el árbol es el protagonista junto con la piscina circular. Gracias a estas zonas verdes, cualquier espacio de la casa tiene contacto con el exterior. De hecho, debido a los muros corredizos de cristal, los límites entre interior y exterior son bastante difusos.

Interiores

Por otro lado, queremos hablar de la planta alta, que alberga el dormitorio principal y que parece flotar literalmente en las ramas del árbol zapato. Además, se incorporó el diseño de mobiliario integral en diversas áreas (closets, cocinas, baños…), haciendo posible que el espacio se optimizará al máximo.

Casa del arbol piscina Mexico2
En definitiva, podemos hablar de una remodelación que optimizó toda la estructura existente, respetando su entorno y haciéndolo parte del diseño mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *