Casa con vistas al mar en Santa Bárbara, Estados Unidos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Casa Toro Canyon Santa Barbara
¿Si tuvieras una casa en Los Ángeles de California (Estados Unidos) querrías escapar de ella? Pues los propietarios de la vivienda que hoy vamos a presentarte sí. Su objetivo era conseguir un lugar donde entretenerse y encontrar un equilibrio entre el diseño moderno y la relación con la naturaleza.

Lo encontraron tras años de búsqueda en la región del sur de California: una superficie prístina cerca del Montecito, en la cima de una montaña y junto a un parque nacional. Ahí nació Casa Toro Canyon. ¿Te apetece conocerla?

Una carretera para llegar a la vivienda

Una carretera, que tuvo que ser construida para el acceso, lleva a un punto por debajo de la casa. Ahí, una escalera conduce a la entrada, donde los marcos de las puertas y ventanas revelan las vistas a la costa de Santa Bárbara.

Casa Toro Canyon Santa Barbara1

La importancia de los patios en la vivienda

La Casa Toro Canyon se organiza en torno a tres patios. El principal se encuentra en el corazón de la casa y sirve tanto como entrada principal como sala de estar al aire libre. En realidad, estos espacios exteriores tienen dos objetivos: por un lado, llenar la vivienda de luz natural y ventilación; por otro, ofrecer protección contra los fuertes vientos que suelen correr por la montaña.

Casa Toro Canyon Santa Barbara2

Colores y materiales

Por último, queremos hablar de algunos materiales y colores escogidos para la construcción de Casa Toro Canyon. Así, las paredes, en forma de listones gruesos de hormigón, son de color mixto personalizado en tonos rojos y marros oscuros, lo que recuerda al color de la tierra del lugar. Estos forman una especie de cáscara resistente marcada con grandes aberturas, que revelan el revestimiento de madera de cedro de Alaska. Y es que como puedes ver en las imágenes, la cálida madera del interior y las ventanas protegidas de los patios dan al espacio un toque muy cálido.

Fotografías: © Laure Joliet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *