Casa Alejandra, monumentalidad en ladrillo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Esta casa respira sencillez por todos los poros del ladrillo desnudo con el que está edificada. Terminada de construir en el año 2011 según un proyecto de Cekada-Romanos arquitectos, la Casa Alejandra se levanta en un distrito a medio urbanizar de las afueras de la localidad argentina de Rosario. El paisaje que la rodea conserva todo el carácter rural de la Pampa, con grandes extensiones llanas de cultivos, granjas y kilns (construcciones realizadas con ladrillos hechos a mano típicas de la región).

El diseño buscaba crear una vivienda compacta, ubicada en la zona sur de la finca de forma que pudiese capturar toda la luz del sol que fuera posible.

Dos plantas, doble altura


La forma de la construcción es un volumen sencillo, sujeto a cortes y operaciones de sustracción. La geometría así creada se define por la orientación de las estancias, de forma que puedan recibir toda la luz del sol posible, y disfrutar de las mejores vistas. La planta baja alberga las zonas comunes y familiares, y crece en altura gracias a la cubierta escalonada que genera un espacio de doble altura.

Con porche trasero


La planta superior, destinada a las estancias que requieren privacidad, gira alrededor del extremo de la casa y genera así el porche trasero del patio, donde la zona de barbacoa se combina con la piscina. La casa se edificó en ladrillo desnudo por dos motivos: lo económico de su coste y su rústico aspecto. Este material define la morfología, la textura y la modulación general de la vivienda.

Fotografías: Walter Salcedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *