Ático luminoso, sereno y vintage


Espacios amplios, líneas arquitectónicas puras y limpias, grandes espacios acristalados y una decoración con un toque vintage. Esas son las claves de este magnífico ático de casi 700 metros cuadrados localizado en Urca, una de los mejores barrios residenciales de Río de Janeiro, en Brasil.

Su artífice, el arquitecto Arthur Casas, logró espacios luminosos y diáfanos, sustituyendo, siempre que fue posible, paredes por paneles acristalados. El resultado es sorprendente.

Luz a raudales


Además de ganar en luz natural, el ático se abre al exterior incorporando las magníficas vistas del mar al interior de la casa. Dentro predomina un concepto de diseño limpio y esencial, basado en la simplicidad y en la simetría. El telón de fondo lo ponen los paños de cristal y el blanco neutro de paredes y techos.

Sobre este escenario se crearon ambientes acogedores, nada estridentes, con la presencia de la madera en estructuras y muebles fijos como recurso para aportar calidez.

Decoración relajada


Los interiores del ático se diseñaron para ser cómodos y funcionales, de modo que acogiesen diferentes actividades privadas o sociales de forma natural. Incluso se idearon algunas separaciones móviles que transforman los espacios según las necesidades de cada momento.

La decoración del ático es serena y relajada. Muebles de gran formato, estructuras simétricas y la gran escalera acristalada que lleva a la azotea y al nivel inferior (el ático está distribuido en tres niveles) definen el interior. En este escenario creado por el arquitecto, triunfa un interiorismo tranquilo, no por ello exento de personalidad, y con ciertos toques vintage.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *