Un clásico contemporáneo: Kaweah Falls House


Esta increíble casa, edificada en el año 1942 por el arquitecto Frank Roberts (discípulo del gran Frank Lloyd Wright), es un prodigio de diseño rústico en madera que además, resulta muy especial. Ello es así porque la naturaleza interviene directamente en el proyecto, ya que esta gran vivienda de madera está construida directamente sobre un río.

Kaweah Falls House está en el centro de la región de los Tres Ríos (California), muy cerca del acceso al Sequoia National Park. Lo más impresionante de su concepto, aparte de la naturaleza salvaje que la rodea, es que no ha perdido ni un ápice de interés arquitectónico a pesar de los años.


La idea de la vivienda es volver a conectar al hombre con la naturaleza. Los interiores se asoman al exterior gracias a soluciones como el suelo de cristal del comedor, que permite ver directamente el río que fluye por debajo. También hay un puente de madera que pasa por encima de las turbulentas aguas, que da directamente a un embarcadero privado donde es posible descansar, escuchando el sonido del agua rompiendo contra las rocas.


La superficie de la casa, de alrededor de 900 metros cuadrados, está distribuida en cuatro dormitorios, cuatro baños, dos cocinas, varias terrazas privadas para las estancias y una terraza común con las mejores vistas sobre el río. A pesar de su gran tamaño, hay que señalar que se trata de una vivienda unifamiliar. Y omo curiosidad, señalar que la casa está en venta para quien tenga algo más de un millón de dólares en el bolsillo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *