Trucos para tener tu oficina en casa

oficina-en-casa
Con las medidas adoptadas para prevenir el aumento de contagios de Covid-19, muchas personas han empezado a teletrabajar desde casa. Por ello, hoy más que nunca, es importante contar con una oficina propia en el hogar. En este sentido, a la hora de pensar como diseñaremos este espacio, deberemos tener en cuenta que este debe ser cómodo y eficiente. A continuación, abordamos algunos consejos que te ayudarán a construir tu propia oficina.

Escoge muebles cómodos

El mobiliario de oficina debe ser siempre lo más cómodo posible. Asimismo, con la finalidad de crear un espacio agradable, deberemos escoger aquel que más nos guste. Con todo, diseño y funcionalidad no son aspectos reñidos entre ellos, por lo que podremos encontrar fácilmente los muebles que más se ajustan a nuestros gustos y necesidades.

Así, si tus jornadas son extensas y se prolongan durante horas, lo mejor será que optes por una silla de oficina, mientras que si, por el contrario, tienes jornadas laborales cortas podrás elegir simplemente una silla cómoda que garantice una postura corporal adecuada.

Busca una luz adecuada

Debido a la distribución del espacio o a la orientación de la vivienda, no siempre es posible contar con una iluminación adecuada. No obstante, este es un aspecto fundamental a la hora de crear un espacio de trabajo, al tiempo que cuidamos nuestra propia vista.

Por esta razón, se recomienda buscar un lugar de trabajo que esté situado cerca de una ventana. De este modo, conseguiremos que entre la luz natural. Pese a ello, también tendremos que asegurarnos una iluminación artificial de calidad, para los días más oscuros o para cuando se haga de noche. La luz artificial debe ser difusa y debe colocarse de forma que no produzca reflejos en la pantalla de los dispositivos digitales.

Mantén el orden

El diseño de una oficina en casa no solo depende de la localización y el mobiliario, sino que también se ve fuertemente influenciado por otros aspectos como, por ejemplo, el mantenimiento del orden. En este sentido, se recomienda colocar en la oficina pequeñas cajas o bandejas en las que guardar todo el material que necesitemos para el desarrollo de nuestro trabajo.

Selecciona un lugar aislado

A la hora de escoger el mejor lugar para instalar nuestra oficina en casa, lo mejor será optar por un espacio lo suficientemente aislado para evitar cualquier tipo de distracción. Por este motivo, la oficina deberá estar situada lo más lejos posible de algunos espacios de la casa como son la cocina, la sala o el comedor.

Decora el espacio

Una buena forma de crear un espacio agradable que invite al trabajo es decorándolo. De este modo, podemos colocar en él fotografías, recuerdos o cuadros que nos gusten. Igualmente, también es aconsejable aportar un toque de verde con la colocación de algunas plantas. En este sentido, lo mejor es optar por plantas como los cactus, la hiedra o la diefembaquia, ya que son muy efectivas contra las radiaciones y las odas electromagnéticas.

Pinta con colores armónicos

El color de las paredes también nos ayudará en la creación de un espacio tranquilo y cómodo para el trabajo. Por ello, lo más recomendable es optar por colores armónicos, que faciliten la calma y la concentración. Además, las paredes deberán tener colores que nos motiven e inspiren a la hora de ponernos a trabajar.

Asimismo, también suele ser muy positivo intentar guardar una armonía cromática con el resto de los muebles del espacio. El color blanco es el que más facilita las sensaciones de tranquilidad, mientras que el azul es el color que más potencia la concentración. El rojo y el naranja se caracterizan por mejorar la creatividad.

Limita la complejidad visual

Para evitar la saturación cognitiva a la hora de trabajar, lo mejor es evitar llenar el espacio visual con diferentes elementos. Para ello, lo único que habrá que hacer será diseñar un espacio simple, que no esté recargado de objetos o mobiliario. Igualmente, con el objetivo de limitar la complejidad visual, se recomienda ser lo más ordenado posible.

Sectoriza con alfombras

Si por el motivo que sea, no te queda más remedio que colocar tu oficina en un espacio compartido de la casa como el salón o el comedor, una buena opción puede ser colocar alfombras en ella. De este modo, lograrás sectorizar los diferentes espacios, creando climas diferentes en cada uno de ellos. Así, el efecto visual que las alfombras proporcionan te ayudará a hacer saber a los demás miembros de la casa cuál es exactamente tu lugar de trabajo.

No te olvides de la ergonomía

Al tener en cuenta la ergonomía, podemos crear espacios más saludables y cómodos para el trabajo. Así, en primer lugar, se deberá colocar el ordenador en la posición principal de la mesa, instalándolo justo delante de nosotros. Con todo, si la mesa es grande, se puede optar por colocarlo en uno de los lados, para poder apoyar más fácilmente los antebrazos y las muñecas. La pantalla deberá estar situada, por lo menos, a 40 centímetros de los ojos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.