Piedra, cristal y color: Residencia García

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El nombre de esta residencia, tan español, se refiere en realidad a la finca donde se eleva la casa. Se trata de un enclave en pendiente situado al pie de las Montañas Tucson (Estados Unidos), donde el estudio de arquitectura Ibarra Rosano Design ha creado esta magnífica residencia de lujo.

El reto de sus creadores fue diseñar una estructura que diese la sensación de surgir directamente del terreno rocoso y desértico, pero sin dominar el paisaje: fundiéndose con él, en lugar de destacar.

Mezcla de materiales


En el diseño de esta vivienda llama la atención los contrastes entre los materiales. Desde la piedra rústica que sirve para levantar los paramentos hasta el revoco pintado de fucsia en el patio, pasando por las vigas de acero y las grandes paredes de cristal. Todos los detalles han sido calculados al milímetro para conseguir un conjunto que es al mismo tiempo rompedor y armónico.

Tres terrazas, tres ambientes


El eje de la construcción se estableció de forma paralela a los contornos de la finca, y así se crearon tres escalones estrechos con la idea de aterrazar la colina. Esto sirvió para minimizar al máximo las tareas de excavación y rellenado. Las plataformas contienen las tres zonas principales de la casa: para vivir, para transitar y para dormir. El escalón central es la galería de entrada, y además de para circular sirve también como extensión de los espacios interiores. La casa también cuenta con una piscina y un encantador patio con vistas sobre la cordillera.

Fotografías:
© Bill Timmerman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *