Pequeña casa con vistas en una isla de Japón


Esta sencilla y relajante casa recibe el nombre de Villa 921 y se encuentra en la isla de Iriomote, en la localidad de Okinawa (Japón). El proyecto realizado para su construcción fue llevado a cabo por el estudio Harunatsu-archi, y el resultado ha sido esta sencilla y equilibrada vivienda vacacional que cuenta con una superficie de 84,24 metros cuadrados.

La casa, erigida en el año 2012, está ubicada en una isla cuyo territorio se encuentra cubierto en su totalidad por bosques vírgenes subtropicales. Esta exuberancia ha logrado que toda ella esté calificada como Parque Nacional.


El cliente llevaba catorce años viviendo en la isla de Iriomote y decidió que era el momento de construirse su propia casa. La vivienda se alza de manera que goza de maravillosas vistas de tierras cultivadas en todo su alrededor. El pequeño tamaño de la casa es suficiente para acoger a la familia: cuenta con salón y comedor, un dormitorio, cocina, baño y aseo y un almacén en el que también caben los aperos de la granja. Los niños tienen un espacio propio que se genera al cerrar las dos puertas que dividen el dormitorio. Como en la isla no hay institutos, la casa está pensada solo para uso vacacional.


La cubierta a dos aguas está inteligentemente diseñada para derivar el agua de lluvia de forma que corra por la fachada, y así elimine del cemento las sales cristalinas que se crean por acumulación del aire marino. La fachada oeste se abre a un magnífico paisaje, mientras que la casa cuenta con puertas deslizantes de madera que la protegen frente a los fuertes vientos (tifones), que pueden durar varios días. Además, el porche se puede cubrir completamente con una resistente lona negra que protege la fachada cuando la casa está cerrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *