Impresionante casa en la playa Verónica de Perú

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Perú es reconocido por su comida y por su música como representación cultural, pero no ocurre lo mismo con la arquitectura. Lograrlo es una de las motivaciones del trabajo de Longhi_Architects en el país, un intento que realizan de una manera más intuitiva que racional, más sintiendo y reaccionando a su propia naturaleza que analizando o justificando sus acciones con historia o referentes. De este modo presentaron a sus clientes la casa que hoy vamos a enseñarte.

La Casa Verónica fue una gran oportunidad para explorar esta búsqueda de lo propio en un contexto que más bien se relaciona con el gusto internacional. Te mostramos el resultado a continuación.

Encuentro entre lo artificial y lo natural

La casa fue concebida como el encuentro feliz entre lo artificial y lo natural. Así, una piscina de casi 40 metros de largo y una escalera de varios niveles son los elementos arquitectónico-paisajistas que permitieron la integración con el lugar buscando siempre el equilibrio entre lo natural (la roca del lugar) y lo artificial, representado por la arquitectura misma.

La zona social

La zona social está a nivel de la terraza-piscina en una plataforma elevada, esculpida en el cerro. Ésta tiene un cerramiento vidriado basado en un sistema de rieles que permiten que todas las mamparas se junten en el lado norte de la casa logrando integrar los ambientes de sala, comedor, cocina con la terraza y piscina.

Zonas íntimas

Las zonas íntimas son acomodadas en un volumen de dos niveles que “flota” sobre la mencionada terraza. Dicho volumen arquitectónico genera un diálogo agradable con la roca tanto del lado norte como sur del lote, mediante una composición volumétrica que podría interpretarse como la geometrización de la naturaleza del lugar.

Materiales

La materialidad de la casa se resuelve con el uso equilibrado de cinco materiales principales: Granito lavado y pulido, con colores derivados de la roca natural del contexto; concreto expuesto, aplicado a elementos arquitectónicos específicos; madera shihuahuaco, en balcones y terrazas elevadas; muros y techos, pintados de blanco; y vidrios, en lo posible creando volúmenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *