Casa con piscina en el desierto de California


En el Valle de Yucca, cercano a Palm Springs al este de Los Ángeles en el desierto, cerca del Parque Nacional Joshua Tree, hemos descubierto una casa realmente diferente, entre otras cosas por su ubicación: un precipicio con vistas de 360 grados al horizonte y a una gran roca bloqueando las vistas a la carretera.

El estudio Oller & Pejic Architecture, que había recibido el encargo de crear una casa con sombra, instrucción de una importancia muy particular en la zona desértica donde la luz solar es a menudo tan brillante que el único lugar de reposo para el ojo es la sombra, es el artificie del proyecto que te mostramos a continuación.

Reemplazo de la montaña

Desde Oller & Pejic Architecture pensaron en que la casa reemplazaría la montaña que fue eliminada del terreno décadas atrás, pero no como una montaña, como una sombra o un negativo de la roca, lo que se encontró una vez que se retiró la roca, un fragmento de obsidiana que brilla con fuerza.

El interior

Por otro lado, querían que la experiencia de navegar por la casa recordara el atravesar el sitio por el exterior. Así, las habitaciones están dispuestas en una secuencia lineal del salón y los dormitorios con la cocina y el comedor en el centro, toda la envoltura alrededor de un patio interior que genera un espacio intermedio crucial en la secuencia de entrada y un espacio exterior protegido del duro clima.

El salón

El salón se resume como un saco de dormir chic. El espacio, empotrado en la ladera como un muro de tierra sólida para apoyar la espalda en contra del horizonte, es literalmente una zona de camping que tiene su precedente en las viviendas en los nativos acantilados en el Suroeste.

El color del interior

El oscuro color del interior de la casa se suma a la sensación de una cueva primordial. Durante el día, el interior de la casa retrocede y las vistas son más pronunciadas. Por la noche la casa se desmaterializa completamente y la iluminación tenue junto a las estrellas en el exterior se mezclan para formar un telón de fondo infinito para la contemplación.

Fotografías: Marc Angeles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *