Casa con paredes de tela en Austria

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Esta singular obra del estudio Hertl architecten lleva por nombre Aichinger Haus y se encuentra en la localidad austriaca de Kronstorf. La vivienda no es una nueva construcción, sino que se trata de una curiosa reforma llevada a cabo sobre una estructura original. El edificio existente albergaba antes un restaurante, y la idea del estudio de arquitectura fue darle la vuelta completamente al exterior, para crear algo tan nuevo y diferente que llamase la atención.

Y lo lograron de la manera más sencilla, y a la vez, más compleja: envolviendo el edificio con telas enormes, a modo de telón o cortinaje.


El mantenimiento de la estructura edificada original sirvió para abaratar costes y reducir el tiempo de obra. Sin embargo, aunque el edificio se ha mantenido, la idea era cambiar su uso completamente: de restaurante tendría que pasar a vivienda. Así, el proyecto que ideó el estudio austriaco se centró en eliminar la cubierta antigua de la construcción, para después añadir otra altura y convertir a la casa en un módulo de dos plantas.


Para salvar las distancias entre las plantas y el sótano, en el interior de la vivienda se construyó una escalera de hormigón que muestra una curiosa novedad: parte del exterior de la casa. Pero sin duda lo más llamativo de esta vivienda es su envolvente: ni ladrillo, ni hormigón, ni azulejo, ni revoque… La casa está “forrada de tela,” dispuesta en forma de grandes cortinones. Las telas, en la distancia, asemejan paneles metálicos ondulados; y desde el interior sirven de forma eficaz que tamiza la luz solar. Y para más inri, por la noche el efecto de la luz de la vivienda saliendo a través de las cortinas asemeja una escultura luminosa. Esta vivienda y otras igualmente interesantes se pueden ver en la web de Hertl architectoen.

Fotografías: © Kurt Hoerbst.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *