Antigua casa reconvertida en una villa de vacaciones en Grecia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Maina Grecia
Si algo nos gusta en Decoarq son los proyectos consistentes en la restauración de edificios muy antiguos que conservan su esencia adaptándolos a la vida actual. Es el caso de Maina, una casa en forma de torre que ha sido convertida en una villa de alquiler tradicional.

La actual vivienda se encuentra en Exo Nyfi, un asentamiento abandonado en la península de Mani, en Peloponeseo (Grecia), y ofrece vistas de las oliveras y el mar gracias a estar situado encima de una colina. ¿Te gustaría descubrir más detalles sobre esta villa de alquiler griega? ¡Pues estate muy atento a lo que te contamos a continuación!

Del siglo XVIII

La casa megalítica de dos plantas que hoy te mostramos data del siglo XVIII y solo está separada de la carretera por una senda empedrada. La ruina se encuentra en un jardín repleto de olivos, algarrobos y nopales. Al este, el patio linda con una torre del siglo XVI, que es un monumento histórico, mientras que al lado hay una capilla bizantina con pinturas del siglo XII.

Maina Grecia1

Adaptada al pueblo y al paisaje

El principal desafío del proyecto era crear una relación dialéctica entre la nueva adición, el edificio existente y el entorno. Así, Maina fue finalmente diseñada teniendo en cuenta los tipos de viviendas vernáculas de Mani para que se adaptara perfectamente al pueblo. En cuanto a los espacios al aire libre, se optó por un vocabulario diferente para establecer una relación con el paisaje.

La nueva adición

Mientras que el edificio original se mantuvo como un largo volumen estrecho, con una superficie total de 88 metros cuadrados, la nueva adición, de 62 metros cuadrados, comprendía un segundo volumen largo y estrecho. Gracias a la adecuada colocación de las aberturas, la luz natural y la ventilación se aseguraron. A continuación te dejamos con nuestra galería, donde encontrarás más imágenes de esta casa situada en Grecia. ¡No te lo pierdas!

Fotografía: Babis Louizidis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *