VELUX lleva la luz natural a cualquier parte de tu hogar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


¿Cuántas veces has escuchado a alguien hablar sobre lo mucho que le gustaría vivir en un piso luminoso y completamente exterior? Seguramente muchas. De hecho, el 18% de los españoles reconocen que dependen demasiado de la luz artificial en su día a día, algo que repercute negativamente en su bienestar y en su bolsillo, ya que la factura de electricidad puede dispararse, sobre todo si no se utilizan bombillas con tecnología LED.

Para solucionar este problema, VELUX ha trabajado intensamente hasta dar con un producto tan útil y revolucionario como el tubo solar que nos ocupa en este artículo. Es capaz de eliminar las diferencias que existen entre la luz natural y la luz artificial para que nos sintamos mejor, y encima no entiende de restricciones.

Fácil de colocar en cualquier parte

Con una simple reforma es posible instalar el tubo solar en cuestión, que es reflectante y adaptable para que puedas superar cualquier obstáculo a la hora de ponerlo en marcha. De hecho, no tendrás ningún problema para colocarlo en espacios bajo cubierta en los que no es posible instalar ventanas. Además, también puede colocarse en tejados sin importar sin son planos o inclinados.

Velux luz natural

Puedes comprobar su eficacia

Para que te puedas hacer una idea de cómo penetrará la luz natural en los rincones de tu casa que iluminará el tubo solar de VELUX, la experimentada compañía especializada en ventanas para tejados y accesorios ha creado una página web en la que se puede prever el resultado. Además, también han puesto a disposición de sus potenciales clientes una calculadora muy especial que te permite ver las diferencias entre su tubo solar y las bombillas de 60W.

En definitiva, es una solución muy práctica para estancias interiores donde no es posible instalar ventanas de tejado o de fachada. Multiplicará el bienestar de muchas familias, así que no hemos querido dejar pasar la oportunidad de hacernos eco de su llegada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *