Shakin Steven House: cubismo sin barreras

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Esta sencilla pero magnífica ampliación, edificada según un diseño del estudio Matt Gibson Architecuture + Design, se caracteriza por dos rasgos esenciales: la primera, sus líneas rectas que forman volúmenes cúbicos de la máxima sencillez; y la segunda, la ausencia de barreras entre los espacios interiores, y entre el exterior y el interior.

La estructura es una ampliación añadida a una vivienda clásica de Melbourne, Australia. La fachada principal de la casa es sorprendentemente tradicional, y nadie diría que la más rabiosa vanguardia arquitectónica se levanta tras ella.


Los arquitectos decidieron pintar la puerta frontal de color verde para luego conectar este color con los espacios más contemporáneos de la ampliación. Según sus propias palabras, más allá de la puerta principal de estilo clásico, lo que esta casa necesitaba no era aumentar el espacio útil sino más bien las posibilidades de ocio. Y también, conseguir que los espacios diesen la sensación de ser más grandes, más funcionales y más luminosos.


Una vez traspasada la puerta verde ya no hay más puertas dentro de la vivienda. El espacio renovado está basado completamente en la fluidez y cla ontinuidad. Por la parte trasera, tres cubos blancos superpuestos dan la sensación de haber sido colocados allí de cualquier manera, por encima de la clásica casa victoriana. En cuanto al uso del color, el cliente quería que predominase el blanco en los interiores con toques de algún color más llamativo. El verde fue la elección ideal, ya que se combina perfectamente con el jardín que rodea a la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *