Sencilla vivienda minimalista en La Haya

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Esta bonita y acogedora casa no puede ser más simple: es algo así como un cubo suspendido sobre columnas, que se alza junto a la ladera de una colina en La Haya (Holanda). La parte trasera de la vivienda se encuentra parcialmente enterrada en la mencionada ladera, lo que le aporta un diseño muy singular.

La residencia se construyó a partir del proyecto del estudio de arquitectura holandés 123DV, que intentó llevar a cabo al detalle lo que querían sus clientes: un diseño abstracto, moderno y fluido.

Con sala de fitness


Los propietarios deseaban llevar a cabo su vida en tres plantas distintas. Para lograr su propósito, el estudio decidió ubicar las plantas en plataformas que van descendiendo por etapas: la zona de dormitorios, la de comedor y cocina, y la zona destinada al salón y al ocio. La entrada que da acceso a la vivienda, así como un segundo salón oculto, la sala de fitness y el cuarto de almacenaje se encuentran en el sótano.

Espacios amplios y abiertos


La planta baja, realizada en madera, hace las funciones de pérgola bajo la cual se pueden aparcar dos vehículos. En el interior se disfruta de espacios muy amplios que permiten relajar la vista mediante la contemplación de extensas líneas de perspectiva. Para separar la cocina de la zona común sin dejar de conservar un ambiente abierto se ubicó una chimenea de hierro colgante, un elemento casi escultórico que da más personalidad aún a esta casa.

Fotografías: Christian Richters.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *