Residencia Fagerström por Claesson Koivisto Rune


La localidad de Endsviken, Sollentuna (Suecia) es el lugar donde se encuentra esta atractiva casa de madera, que funde sencillez y elegancia en un despliegue de color. La vivienda es obra del estudio de arquitectura Claesson Koivisto Rune, uno de los más prestigiosos de Europa.

El nombre de esta villa es Residencia Fagerström y forma una delicada curva, creada con tablas verticales que van alterando poco a poco su tono hasta generar una gradación llena de suavidad.

De ocre a rojo


La curva que da forma a la residencia aporta un curioso flujo a los interiores, que se hubiese roto sin duda si los arquitectos hubiesen optado por incluir alguna esquina abrupta. Esta forma curvada también aporta una personalidad escultórica al exterior, algo que fue especialmente solicitado por el cliente. En cuanto al color, como mencionábamos al principio la fachada está revestida de tableros verticales pintados en distintos tonos de rojo Falun. La transición irregular del ocre de las tablas anchas al rojo oscuro de las estrechas está basada en un relato infantil sueco.

Un roble como punto focal


En el patio exterior, el punto de interés focal más llamativo es un gran roble alrededor del cual se curva la vivienda. Esta forma, además del interés escultórico y arquitectónico ya citado, también sirve para optimizar el espacio disponible en la finca y respetar la flora del entorno. La curvatura aporta también intimidad frente a las viviendas vecinas. En la planta baja, los espacios comunes se comunican unos con otros, y las fachadas acristaladas se abren al exterior.

Fotografías: © Åke E:son Lindman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *