La mansión de Versace


Casa Casuarina es el nombre con el que Gianni Versace bautizó su mansión de Miami Beach. Una vivienda que adquirió en 1992 por 3 millones de dólares, y en la que posteriormente invirtió otros 35 en su restauración y decoración. De inspiración meditarránea, el diseñador se enamoró de esta villa por las similitudes que encontraba con las construcciones de su Italia natal.

Desafortunadamente, Versace solo pudo disfrutar de su nuevo hogar durante 5 años, ya que en 1997 un asesino en serie le disparó en las puertas de su casa, acabando con su vida repentinamente. Con el paso de los años, Casa Casuarina se convirtió en un hotel con boutique incorporada, además de estar abierta al público como reclamo turístico. En cambio, ayer mismo saltó la noticia de que sus propietarios han decidido sacarla a subasta.

La mansión

Se dice que Donal Trump y David Beckham son 2 de los interesados en adquirir la mansión de Versace, una de las viviendas más codiciadas de South Beach. Nada menos que 23.000 m² son los que acogen 3 plantas en las que se reparten 10 dormitorios, 11 cuartos de baño y una piscina en el jardín. Con una fachada principal que no da señales de lo que oculta su interior, esta construcción está repleta de arcos, columnas y constantes detalles de inspiración barroca.

La decoración

Dicen que “para gustos, colores”, y la decoración de interiores de la mansión de Versace posiblemente sea una de ésas que amas u odias. Mosaicos, tapicerías y frescos en paredes y techos tienen acto de presencia en la mayoría de sus estancias. El lujo y la ostentación se hacen visibles en cada rincón, incluyendo las incrustaciones de oro con que ha sido decorada la piscina. Una vivienda de lujo a la que se suma el valor de todo el mobiliario y el hecho de haber sido propiedad de uno de los diseñadores más relevantes del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *