La casa en voladizo más grande del mundo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El arquitecto Eric Fisher ha declarado recientemente que su proyecto residencial Emerald Glass House es el edificio en voladizo más grande del mundo. Construida por Fisher Architecture en el año 2011, el estudio ha solicitado este año la inclusión del proyecto en el Libro Guiness de los Récords.

No sabemos si será el voladizo más grande, pero de lo que no nos cabe duda es que esta impresionante casa situada en Pittsburg (Estados Unidos) es una auténtica maravilla, en lo que a soluciones arquitectónicas y de ingeniería se refiere.

Dieciséis metros sin apoyos


La casa despega en el aire cubriendo un vano de dieciséis metros, con el volumen suspendido sobre el vacío sin apoyo alguno. Es una vivienda particular que se alza sobre el tejado de una fábrica de paneles de vidrio, destinada a alojar a la familia del propietario de la empresa. En total, el edificio tiene cuatro niveles, de los cuales la residencia es el volumen más alto y espectacular.

Acero cortén y paneles de vidrio


Para la construcción de la casa se empleó acero cortén, malla metálica y columnas de acero vistas que aportan al diseño un indiscutible estilo de inspiración industrial. Al volumen se le añadieron grandes paneles de vidrio transparente que cumplen una doble función: recordar la tradición fabricante de la familia y permitir a sus habitantes disfrutar de las vistas más espectaculares. El espacio en voladizo está ocupado por el salón, que se convierte así en el mejor de los miradores.

Fotografías: Eric Roth.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *