Casa mimetizada con el entorno en el Empordà


En un pequeño núcleo urbano del Baix Empordà en Girona, Cataluña, se encuentra esta casa diseñada por la arquitecta Núria Selva Villaronga.

La dificultad del proyecto residía en encajar el edificio dentro de la atmósfera amable, menuda y pacifica que supone encontrarse en un escenario formado por un conjunto de casas antiguas, a lo largo de una calle en forma de U, con la plaza situada en el centro desde donde se obtiene una perspectiva de la iglesia y de dos o tres solares, antiguos huertos, aún por construir. Todo ello desarrollando un programa residencial no del todo convencional. ¿Quieres conocer el resultado?

Mimetizada con el exterior

Los paramentos exteriores de piedra natural, fenestrados de forma tradicional, la cubierta de teja con el alero de baldosa cerámica, los espacios porticados cubiertos con bóvedas de ladrillo, y las aberturas resueltas con carpinterías oscuras y persianas venecianas de librito, son elementos expresivos que mimetizan la casa con el entorno y lo integran con naturalidad.

La planta baja

El desdoblamiento en dos niveles de la planta baja tiene correspondencia con los usos: garaje en la vertiente de la calle, y sala de estar, office y habitación para invitados, más algunas dependencias de servicio, en la vertiente elevada, que da al jardín. El segmento habitable de la planta está rodeado en el exterior por un porche, cubierto con bóvedas de ladrillo, que extiende la estancia hacia el jardín orientado al Sur.

Primera planta

La planta primera alberga el programa más privado con un salón comedor y una cocina abierta, que miran también a un porche excavado en el volumen principal, y a las terrazas, además de tres habitaciones dobles, cada una con su propio baño.

Espacios exteriores

Una escalera exterior, adosada al volumen porticado, comunica los espacios exteriores y el jardín. La estrategia para ajardinar el exterior ha sido pavimentar los alrededores de la casa, siguiendo las directrices rectas que esta marca, dejando los bordes irregulares libres para plantar, y prolongar el espacio pavimentado alrededor de la casa con piezas de planta rectangular, una pavimentada con grava, conteniendo una pérgola con rosales, la otra pavimentada con madera, alrededor de una mini piscina de hidromasaje. Al fondo del jardín, hay dos hileras de árboles frutales y un pequeño huerto.

Fotografías: @Adrià Goula Sardà

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *