Casa cúbica y acristalada cerca de Nueva York


Esta casa cúbica, moderna y absolutamente maravillosa está en Bridgehampton, en Nueva York, y es una creación del estudio Bates Masi Arquitectos. Los dueños, que poseen una empresa de relaciones públicas, tienen una vida ocupada, repleta de actividades diferentes.

De hecho, todo el proyecto arquitectónico se basó en el deseo de los dueños de tener una casa en la que poder desarrollar diversas actividades de forma simultánea y ordenada. Allí donde la vida es caótica, llega la arquitectura para poner su propio orden.

Espacios independientes pero conectados


Con esta premisa como punto de partida, los arquitectos crearon la casa como una sucesión de cajas abiertas, independientes pero conectadas entre sí. De esta manera, y como el interior se separa en volúmenes individuales, los diferentes miembros de la familia pueden desarrollar actividades paralelas sin molestarse unos a otros.

En el estudio de Bates Masi Arquitectos lograron un doble triunfo: consiguieron compartimentalizar el espacio sin sacrificarlo, ya que los grandes paneles acristalados conectan unas zonas con otras, y también la casa con el exterior.
En el interior más amplio, el que ocupa salón y comedor, la gran chimenea abierta, acabada en bronce, sirve de separación entre ambos espacios.

Interiores de lujo


Para dar continuidad al interior de la vivienda, se revistieron suelos, paredes y techos con tablas estrechas de madera de caoba. Así, aumenta la sensación de perspectiva, al tiempo que la belleza de la madera aporta calidez al ambiente.

Cada uno de los espacios que conforman las cajas dispone de su propio sistema de audio y vídeo, así como control de la temperatura para dotar a los ambientes de autonomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *