Bajo comercial convertido en loft en Terrassa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Lo que antes era un bajo comercial de planta larga y de 200 m2, el estudio Egue y Seta lo ha convertido en un fabuloso loft de estilo industrial huyendo de los muros ciegos y apostando por la vegetación y las transparencias como separadores.

Los diseñadores han logrado articular de manera natural y ordenada las zonas sociales con las más íntimas gracias, entre otras cosas, a los muros vegetales y translúcidos. ¿Te gustaría conocer más detalles sobre este fantástico loft?

Zonas sociales

Nada más entrar por la puerta de madera de iroco se vislumbra la separación de la vivienda en dos zonas: a la izquierda, el salón, comedor y cocina, y a la derecha, dormitorio y baños. Frente al umbral, un jardín interior realizado con variedades de la zona y cubierto de corteza de pino. Encima, una falsa claraboya ilumina la escena y da la sensación de estar en mitad de un bosque.


La zona de estar ha sido diseñada bajo el nivel del suelo para propiciar un ambiente recogido y muy agradable. Más allá se encuentra el comedor, repleto de muebles de diseño, mientras que en la espectacular cocina todo el protagonismo lo tienen los elementos de acero inoxidable, aunque con toques cálidos como la madera de la encimera y las paredes de ladrillo.

Zonas íntimas

Por otro lado, el dormitorio principal es un fabuloso espacio en donde todos los elementos intervienen como si fuesen una lujosa escenografía: las transparencias del cristal, los paramentos de madera de roble, las puertas deslizantes, el cabecero de la cama y, al fondo, el jardín interior. Desde la cama se pueden ver películas, ya que el falso techo esconde una pantalla retráctil. Por la parte posterior, el cabecero se convierte en el muro divisorio de la zona del vestidor, laqueado en gris antracita, con suelo de moqueta y un curioso espejo de camerino apoyado en la pared.


Mención aparte merece el cuarto de baño, presidido por una ducha colocada en el centro que crea dos zonas con sus respectivos sanitarios y lavabos y con vistas al jardín interior. A la derecha hay una puerta pivotante que conduce a la zona social. Hacia la derecha se encuentra el cuarto de baño de visitas, al que se accede a través de puertas de roble correderas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *