‘New Old House’, una casa multifunción


El pequeño tamaño de la finca donde se debía edificar esta bella casa no fue obstáculo para que Jessica Lew, arquitecta australiana, pudiese diseñar un proyecto excelente. El terreno (ubicado en la ciudad de Melbourne) solo tiene trescientos ochenta y cinco metros cuadrados, y sobre él actualmente se alza la New Old House (casa vieja y nueva, en español), una fantástica construcción que abre los espacios al exterior al tiempo que proporciona intimidad a sus ocupantes.

El objetivo era construir una casa relajante e íntima que al mismo tiempo fuese sostenible en el campo energético, y llena de materiales naturales que sirvieran como escenario a la colección de arte y antigüedades del propietario.

Antigua… Y contemporánea


El resultado no solo consiguió estas premisas, sino que las superó ampliamente. La New Old House es una casa que se inspira directamente en lo antiguo, pero con un carácter totalmente novedoso. Tan logrado fue el proyecto, que ha habido profesionales que creían que se trataba de una rehabilitación, cuando es una construcción completamente nueva levantada sobre lo que en origen era la pista de tenis del vecindario.

Espacios multifunción


La casa presenta una distribución en dos plantas que acoge una biblioteca, sótano, estudio, sala de estar y comedor, lavandería independiente, cuarto de juegos, tres dormitorios, tres baños y garaje para tres vehículos. Los espacios “intercambiables” incluyen un estudio que se convierte en habitación de invitados; un cuarto de juegos que puede funcionar como segundo estudio (en la primera planta), y un estudio que también hace las veces de tercer dormitorio, en la planta superior.

Fotografías: © Jaime Diaz-Berrio – Jessica Lew.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *