Decorar con cabeceros de forja

cabecero-de-forja-negro
Desde el momento en que empiezas a tomarle gusto a ser la artífice de la decoración de tu casa, los cabeceros de forja, casi con total seguridad, entran en la lista de posibles candidatos en tus retos decorativos desde el primer momento.

Por supuesto que existen infinidad de complementos para dormitorios con los que lograr una buena decoración para camas, pero si tu elección es la de un cabecero de forja, se abre todo un mundo de posibilidades decorativas con resultados finales sorprendentemente agradables en el entorno donde ya te habías acostumbrado a ver otro tipo de complementos.

¿Dónde encontrar cabeceros de forja económicos?

Lo que más te va a animar a decidirte por cabeceros de forja blancos, negros o de colores varios, es la garantía de que aciertas sí o sí, que lo único que te queda por delante es elegir uno con un diseño que te guste, o (si tu intención es la de economizar conforme añades elementos) saber encontrar cabeceros de forja baratos.

Si se trata de ésto último, ya te adelantamos que en tiendas online especializadas como puntogar.com, puedes encontrar gran variedad de ellos a buen precio y de calidad certificada.

Esto ocurre porque estamos hablando de unos complementos de decoración para dormitorios muy «agradecidos», no precisan de mucho a su alrededor para que inmediatamente consigas una buena decoración con, por ejemplo, un cabecero de forja a medida.

Con él te garantizas transmitir una vez más a tus invitados o a cualquier otra persona que presencie tu forma de decorar con ese buen gusto que te caracteriza.

cabecero-de-forja

¿Cómo pintar cabeceros de forja?

Los cabeceros de forja, por sus características físicas, estructuralmente son muy resistentes al paso del tiempo tiempo; tal vez sea el tipo de esmalte que llevan lo que más precise reparación.

Por eso normalmente cuando te decides a pintarlo, no es solo por cambiar su color. En la mayoría de los casos lo harás porque necesitan ser restaurados de su pintura tras mucho tiempo o tal vez, porque los has adquirido de segunda mano y quieres sanearlos.

Teniendo en cuenta ambas posibilidades, te explicamos sin muchas complicaciones y en cinco sencillos pasos cómo pintar cabeceros de forja.

Presta atención:

1. Haz una limpieza de toda la superficie.

2. Momento del decapante. Úsalo para quitar la pintura vieja del cabecero de forja hecho a medida ayudándote de una espátula.

3. Observa que no tenga restos oxidados. Si es así, usa un limpiador de óxidos para quitarlos, nada de raspar más de la cuenta.

4. Dale a tu cabecero de forja a medida una capa de antioxidante. También te puede servir imprimación férrica en spray.

5. A pintar. Con cariño y calma comienza a pintarlo. Procura hacerlo con pintura para metales. Y si es en spray (ahora que están de moda las mascarillas), el resultado y la textura del esmaltado serán mucho más homogéneos.

¡Se acabó¡ Ya tienes pintado tu cabecero de forja y listo para velar tus sueños.

cabecero-de-forja-flor

¿Cómo sujetar un cabecero de forja a la pared?

Para poder sujetar cabeceros de forja a la pared, necesitarás un taladro, broca para cemento, tornillos, tacos y soportes que aprisionen su estructura al testero donde los ubiques.

Según el diseño de que elijamos, también pueden ser literalmente colgados. Funcionalmente pueden hacer de área donde recostarnos o sencillamente formar parte de la decoración de la cama.

Si tu cabecero de forja es de cama a suelo, realiza su sujeción ajustándolo contra la pared. Debes procurar que quede bien fijo para evitar sonidos molestos cuando te mueves en la cama.

Si son cabeceros de forja sin patas y los quieres instalar de forma que te puedas recostar sobre ellos, marca la referencia de la altura de tu cabeza cuando te sientas en la cama y teniendo en cuenta esa altura y fíjalos con los soportes a la pared del mismo modo anterior.

¿Como combinar un cabecero de forja?

Si tienes dudas a la hora de combinar tus cabeceros de forja piensa en lo que anteriormente te comentamos sobre su facilidad de integración en la gran mayoría de interiores.

Pero es posible que a pesar de todo, quieras asegurarte con más garantías aún de que eliges bien.

Hay fantásticos modelos de cabeceros de forja blancos o de color, pero sin duda la imagen a la que nos tienen acostumbrados al igual que todo el extenso surtido de complementos de este material que puedes adquirir es a la del cabecero de forja de color negro.

Conjuntar con un color como el negro no es nada difícil. Prácticamente puedes integrarlo en todo tipo de colores de paredes o de muebles decorativos para dormitorios.

En ambos casos, el problema solo será encontrar el sitio idóneo con una buena variedad de diseños de cabecero de forja para elegir y optar por el formato que más fácilmente imagines combinado.

En puntogar.com puedes visitar un sensacional muestrario en el que seguro que vas a acertar, porque encontrarás estos que te decimos y muchos más cabeceros de forja baratos con los que casi todos los estilos y tendencias conjuntan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.