Casa minimalista en Hungría


En medio de varios viñedos, en una pequeña ciudad de provincias de Hungría, esta vivienda unifamiliar de tipo extremadamente minimalista ha sido diseñada por los arquitectos P. Bauer y A. Ónodi y se caracteriza por sus contornos afilados y rectinlíneos y por su discreta elegancia. A pesar de su sencillez, la edificación destaca sobremanera entre el resto de las construcciones. La casa salva un desnivel del terreno mediante dos volúmenes, edificados en distintas aturas.

El diseño es de estilo geométrico, y su sencillez se ve realzada por la elegante y acertada elección de los materiales.


La cubierta está revestida por chapa de metal oscura, que se une a los paneles que revisten la fachada (justo bajo la cubierta) generando una sensación de uniformidad. Este frío material hace un atractivo contraste con la fachada revocada en yeso, y la madera de la entrada sirve para aportar calidez y un sentido natural a la edificación en general.


En el interior, el vestíbulo y el pasillo de la entrada proporcionan una línea de separación entre el espacio para los adultos y el destinado a los dos hijos adolescentes de la pareja. La cocina, el comedor y la sala son espacios comunes para la reunión de la familia. Toda la vivienda ha sido decorada y amueblada de forma racional y moderada, en perfecta armonía con el exterior minimalista.


La alternancia de superficies grises y blancas en suelos y paredes aporta una sensación de “esterilidad”, que se rompe constantemente con la inclusión de mobiliario en color amarillo limón o pinturas vanguardistas. En resumen, una espectacular casa que hace de su discreción su apuesta más arriesgada.

Fotografías: Bujnovszky Tamás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *