Casa con vistas en Cantabria

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Esta espectacular vivienda, monolítica y cúbica, se alza en un paraje de singular y agreste belleza donde los cielos grises se fusionan con el verdor y el azul profundo del siempre cambiante Cantábrico. Edificada en el Cabo de Ajo (Cantabria), se trata de una vivienda unifamiliar proyectada por el estudio de arquitectura MDBA y que se terminó de construir en el año 2008.

El sólido volumen que conforma esta magnífica vivienda se combina con el terreno, que forma una pendiente natural, y con el entorno rocoso, retando al horizonte de la misma forma que lo hacen los acantilados que se divisan desde la casa.


El color del revestimiento de piedra de las fachadas, un gris pizarra muy atractivo, es perfecto para el clima y el paisaje que rodea a la construcción. Además del uso de la piedra, el empleo de la vegetación autóctona en el jardín y en diversas zonas del exterior contribuye a suavizar la seriedad del proyecto. El volumen general de la villa está enfocado directamente al mar, y las vistas entran dentro de las estancias a través de los inmensos ventanales.


La casa cuenta con una terraza de madera y una pradera de césped ajardinada, que se asienta discretamente entre las rocas del terreno natural, en la fachada sur de la vivienda. El edificio está diseñado a tres niveles: una base que permite el acceso de los habitantes y de los vehículos, y otras dos plantas donde se desarrolla la vida cotidiana. El proyecto consigue sin duda proporcionar la mayor cantidad posible de luz natural (sobre todo teniendo en cuenta que los días grises son muchos en esta zona geográfica), y permite disfrutar de unas impresionantes vistas del paisaje circundante.

Fotografías: Margaret Stepien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *