Casa cilíndrica de tablas de madera


El diseño de esta casa tan especial es una acertada fusión entre lo moderno y lo rústico. Moderna es su forma redonda, y su diseño sencillo de gran economía de líneas. Y rústico, por supuesto, es su revestimiento de tablas de madera sin desbastar, dispuestas en sentido vertical y que aportan toda su personalidad a la vivienda.

El nombre de esta casa es Nutmeg House y se encuentra en Bridport (Reino Unido). Los artífices de tan curioso proyecto han sido Barnaby Gunning Architects, que decidieron levantar una casa innovadora, valiente e inusual para reemplazar un viejo bungalow que se caía a pedazos.

Materiales recuperados


La casa está llena de detalles divertidos. Por ejemplo, en el corazón de la construcción hay un “tubo de lavandería” diseñado para que los niños puedan arrojar la ropa usada, de forma que llegue directamente a un cubo de goma, en el cuarto de lavadoras situado en el sótano. La construcción se ajustó a un presupuesto básico, pero no renuncia en su personalidad a un alto nivel de calidad artesana ni tampoco a un gran tamaño. Ambos aspectos se pudieron subsanar gracias al ahorro en materiales constructivos: los clientes escogieron piedra local, puertas recicladas y mobiliario comprado en mercadillos, o directamente recuperado.

Estructura a base de curvas


En el diseño de la casa, los arquitectos se basaron sobre todo en familias de curvas conocidas como “las súper elipses”. Una de las propiedades más prácticas de estas curvas es que permiten que se instaure un equilibrio entre el ancho constante del rectángulo y la eficiente curvatura de la elipse. De esta forma, la proporción de la súper-elipse permanece inalterada a medida que su perímetro se hace más grueso; así, se puede subdividir de forma consistente en segmentos del mismo tamaño, tanto en su cara exterior como en la interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *