Carriles de bici aéreos de Norman Foster en Londres

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


¿Has estado en Londres en los últimos años? Entonces seguro que te has percatado del problema que tiene la ciudad: el aumento de residentes en la inmensa área metropolitana que rodea la capital británica. Lo peor es que la tendencia es al alza.

Hay que sumarle a este problema la cuestión del transporte y la conectividad, ya que la ciudad no logra encontrar una solución coherente para que el tráfico y la movilidad urbanos sean asumibles y no se enquisten. El Ayuntamiento ha declarado que está abierto a recibir ideas, siempre que Londres “siga siendo la mejor ciudad del mundo”, y Norman Foster, el único arquitecto entre las personas más ricas de Inglaterra, se ha sentido animado a entrar en la carrera por la movilidad razonable con el siguiente proyecto.

SkyCycle

El arquitecto de 77 años apuesta por construir 200 kilómetros de carriles bicis aéreos que se situarían por encima de los trazados de la red de ferrocarriles de cercanías. El proyecto, bautizado como SkyCycle (compuesto por las palabras inglesas sky, cielo, y cycle, pedalear), sería ejecutado por una unión de empresas. Por un lado, Foster & Partners, el macroestudio cuyo 45% de capital es propiedad del arquitecto; Exterior Architecture, dedicada a la planificación del paisaje, y la consultoría Space Syntax, especializada en urbanismo.

Libres de coches

Esta “utopía ciclista”, tal y como se la ha llamado, podría dar servicio a seis millones de londinenses que viven cerca de sus diez rutas. De hecho, según sus cifras, cada una de las diez rutas que la forman podría transportar 12.000 ciclistas por hora, libres además de la presencia de otros vehículos. Hay que tener en cuenta que el número de muertes en todo el país creció un 50% entre 2006 y 2011, con 118 víctimas mortales en 2012.

En fase de consulta ciudadana

El proyecto está en fase de consulta ciudadana. Si prospera, podrían solicitar las licencias de construcción para un primer tramo de 6,5 kilómetros que una la nueva estación internacional de trenes y el megacentro comercial del Stratford olímpico con Liverpool Street, en el corazón de la City.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *