Casa unifamiliar en Valladolid

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Alberto Lázaro González y Tamara Recuero de Andrea han sido los encargados de darle forma a la casa unifamiliar que podéis ver en esta entrada. Está situada en la urbanización de Aldemayor de San Martín, en Valladolid, y dispone de 252 metros cuadrados.

La casa tiene dos funciones, una pública y una privada. La primera se muestra de puertas hacia afuera y la segunda de puertas hacia adentro. En el exterior esa dualidad se aprecia especialmente en los volúmenes. Por una parte encontramos que el estudio es un volumen revestido con gres porcelánico antracita con un gran ventanal que da a la calle, mientras que por otra parte la vivienda familiar está compuesta por un volumen blanco de mortero monocapa, y huecos más comedidos.

Si nos adentramos en la casa, pronto nos damos cuenta de que el hall es el nexo de ambos volúmenes. Es un espacio acristalado agradable que permite el acceso a la zona pública de estudio a través de una escalera de subida. Las vistas de la casa se han estudiado de tal forma que aun sin puertas de división entre hall y salón comedor nunca se invada la privacidad de la vivienda.


Fijándonos en la elección de los materiales también podemos darnos cuenta de la división que existe en la vivienda. En el hall se han utilizado materiales vinculados al uso de oficina, grandes ventanales, revestimiento de gres en fachada que continua en el interior, un mobiliario más sobrio, iluminación técnica, barandilla de acero inoxidable y el color blanco en todas las paredes. Sin embargo, en la zona de vivienda encontramos muchas más calidez gracias a las paredes pintadas, las cortinas en tonos tierra, la iluminación y las puertas de madera de roble.

El ahorro energético y la comodidad también se han perseguido. La fachada principal tiene orientación sur y los grandes ventanales son capaces de protegerla del sol en verano con un vuelo. En invierno lo que sucede es que se capta todo el calor cuando el sol está más bajo.

Por último, comentar que el mobiliario, los materiales empleados y el diseño están orientados a la búsqueda del lujo democrático para garantizar comodidad y sentido práctico. La calidad a un precio razonable se impone en cada esquina demostrando que es posible lograr un diseño útil, cómodo y sin complicaciones de construcción o mantenimiento.

Casas, Viviendas,

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *