Instala Gas Natural cuando hagas reformas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

casa
El verano es una época fantástica para reformar el hogar. Hay más luz natural y más tiempo libre, y hasta parece que uno tiene más ganas de renovar aquellas partes de su casa que no le terminan de convencer.

Por eso es bueno que tengas en cuenta lo que Gas Natural te propone antes de que empieces a tirar paredes, mover muebles y hacer agujeros por todas partes. Instalar el gas natural es una buena idea, sobre todo si lo haces antes del 31 de julio, puesto que ahora te regalan 200 euros con la instalación. Suena bien, ¿verdad?

Instalación rápida y sencilla

La instalación es muy fácil. Las obras para pasar los tubos son mínimas y sencillas, y no debes preocuparte por la estética de tu hogar porque se mantendrá intacta. Llegado el día, la Empresa Instaladora Certificada se encargará de explicártelo con más detalle cuando realice el presupuesto de la instalación, así que no debes preocuparte por la falta de información.

La instalación dura menos de lo que te imaginas. Se comprometen a terminar los trabajos lo antes posible y causando las mínimas molestias. Instalar la caldera y la calefacción es cuestión de días cuando ya se ha instalado el gas. Para saber cuánto te costará aproximadamente puedes rellenar un formulario en la página web de Gas Natural. Te darán una estimación al momento para que puedas empezar a hacer números.

familia

Modificaciones mínimas

El tubo de gas pasa de una estancia a otra a través de un agujero que se hace en la pared con un taladro. Es lo mismo que sucede con la instalación del circuito hidráulico de la calefacción. La empresa distribuidora de Gas Natural Fenosa te brindará todo el asesoramiento que necesites en ese sentido.

En el caso del propano no hay que modificar el equipamiento si se encuentra en buen estado o no está obsoleto. En ese caso solo hay que adaptar los chicles de los quemadores o cambiar la rampa de los quemadores en el momento de la revisión de la puesta en gas. Si es gasóleo es posible solucionarlo con un simple cambio de quemador, o bien del equipamiento en función del tipo de caldera y el estado en el que se encuentre.

La cosa es distinta si se produce un cambio al sistema de calefacción individual, en cuyo caso se intentan aprovechar las instalaciones existentes de la calefacción central. Eso hace posible que un simple cambio de caldera individual sea suficiente, siempre y cuando ésta se conecte al circuito de radiadores que ya está instalado.

Gas Natural logo

Sistemas de calefacción

No es difícil saber qué tipo de sistemas de calefacción existen y cuáles son los más convenientes. Lo que recomendamos es tener una caldera de condensación, puesto que es un 18% más eficiente en comparación con una caldera convencional. El ahorro puede ser de hasta 650 euros al año en un piso de 90 metros cuadrados si lo comparamos con el gasto que supone tener un termo apoyado con radiadores eléctricos.

Para disfrutar de una caldera de condensación es imprescindible contar con gas natural canalizado en la vivienda. Otras alternativas, como por ejemplo la caldera mixta de gas propano, la bomba de calor eléctrica o los sistemas de acumuladores eléctricos, no son tan económicas.

La mejor opción por varias razones

¿Por qué gas natural? Pues porque te puedes ahorrar mucho dinero al cabo del año. Además, también es la opción más cómoda del mercado (olvídate de las interrupciones) y no debes preocuparte por nada, puesto que llevan a cabo revisiones periódicas exhaustivas para comprobar que todo funciona a las mil maravillas. Y ya para terminar, algo no menos importante: estarás apostando por una energía limpia que contribuirá a la sostenibilidad del planeta.


Reformas,

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *