Hotel futurista en el casco antiguo de Eslovenia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La impresionante fotografía que aparece sobre estas líneas da la medida de lo que nos podemos encontrar si nos hospedamos en el Hotel Vander, edificado en 2012 en Liubliana (Eslovenia) a partir de un proyecto del estudio de arquitectura SADAR + VUGA. El hotel es un magnífico ejemplo de futurismo funcional, lleno de luz y de guiños a épocas pasada como los originales años 60 y 70.

Situado en el centro histórico de la capital eslovena, el hotel se ha diseñado como parte del espacio interior de cuatro edificios antiguos adosados.


De esta forma, el proyecto se extiende en sentido vertical con una planta baja que sirve como zona pública principal del edificio. Esta sección alberga la recepción, el bar restaurante y el área de descanso y relax. Los otros tres pisos se distribuyen alrededor de un lucernario vertical con escaleras, y acogen un total de dieciséis habitaciones. Como lujo exclusivo, la azotea contiene una terraza abierta con suelo de madera, piscina e invernadero.


La fachada exterior del edificio se ha dejado intacta, de forma que cuando entras en el Hotel Vander el contraste entre historia y futurismo es de lo más impactante. El diseño del interior se basó en el juego caleidoscópico de motivos tridimensionales realizados con diferentes materiales, y también en los reflejos luminosos que se extienden hacia las lindes del espacio construido. Las habitaciones lucen colores claros, suelos textiles y separadores de espacios de cristal que las independizan de las espectaculares zonas de baño.

Fotografías:
Miran Kambič, David Lotric.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *