Casa que cambia de color


Navegando por Internet hemos descubierto una casa realmente asombrosa, y es que cambia de color dependiendo del punto de vista del que se mire. Diseñada por Mattias Lind, arquitecto y socio de la oficina escandinava White Arkitekter, la Cabina Camaleón, realizada con papel, brilla como el mármol en blanco y negro.

Mattias Lind utiliza la máxima de que la arquitectura se percibe en movimiento para crear una ilusión óptica. ¿Quieres saber de qué se trata? A continuación te lo contamos.

Colores

El concepto de diseño se basa en una superficie corrugada, una construcción que hace que la casa cambie de color mientras el usuario se mueve alrededor de ella, y que a la vez aumenta su estabilidad. Para el interior, el diseñador optó por un color amarillo brillante con el fin de crear un ambiente cálido, al tiempo que contrasta con los colores más discretos de la fachada.

Detalles

La casa consta de 95 módulos y pesa alrededor de 100 kilogramos. Por su parte, la superficie interior es de unos 7 metros cuadrados y la casa es de 3 metros de altura. Está construida con láminas de MiniWell, papel corrugado de 2 milímetros de espesor, en un formato de 1.200×1.600 milímetros.

En comparación con otro material de cartón, MiniWell es más rígido en relación a su propio peso. Se trata de un material duradero que proporciona una buena estabilidad. El techo y la fachada se suspenden con perchas, lo que hace que la casa sea fácil de montar y ajustar. El diseño es flexible, haciendo posible que se extienda varios cientos de metros, si es necesario.

Explotar los límites del material

El proyecto es una colaboración entre White Arkitekter, la imprenta Göteborgstryckeriet y la agencia de la firma Happy F + B, con el fin de explorar los límites del material.

Innovación,

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *