Villa moderna integrada en la naturaleza


Lo más impresionante sin duda de esta moderna casa, edificada en la localidad de Etura (Álava) según un proyecto del estudio Roberto Ercilla Arquitectura, es el mirador que se proyecta hacia el horizonte saliendo de la construcción, como si de una pista de despegue se tratase.

La vivienda, que a primera vista parece romper con fuerza en medio de su entorno natural, queda convenientemente “disimulada” e integrada en él gracias al planteamiento arquitectónico. El diseño reduce el impacto visual haciendo emerger la construcción del desnivel y colocando una cubierta ajardinada. En total, esta vivienda cuenta una superficie útil de 218 metros cuadrados.


El planteamiento arquitectónico consigue en este caso que la casa ocupe el mínimo espacio posible en la finca; tan solo un nueve por ciento de toda la parcela. La cubierta ajardinada con un pequeño pabellón a través del cual se puede acceder a ella, y un garaje para vehículos completan la intervención sobre la finca. La casa cuenta también con sistemas para obtener energías renovables (concretamente, cuenta con calefacción y agua caliente sanitaria por biomasa), así como medidas encaminadas a ahorrar agua.


En este sentido, la cubierta ajardinada es de gran ayuda al disminuir la temperatura interior de la casa y minimizar en lo posible el uso del aire acondicionado. La vivienda está orientada al sur para poder aprovechar las mejores vistas, al tiempo que su orientación evita la incidencia del viento del norte y aprovecha mejor el calor del sol, lo que supone también un ahorro en calefacción.

Fotografías: César San Millán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *