Pequeña vivienda para una pareja en Austria


El nombre de esta delicada y elegante casa situada en Gunskirchen (Austria) es a la vez divertido y acertado: se llama Das Kleine Schwarze Hause, que en alemán significa “pequeño vestido negro”. Es sin duda un homenaje a la famosa prenda de vestir que Cocó Chanel definió como algo que “toda mujer debería tener en su armario”. El color negro de la vivienda y la sencillez de su acertado diseño, producto del buen hacer del estudio x-architekten, son los motivos que hicieron que sus dueños otorgaran el curioso nombre a su casa.

Los propietarios de la vivienda son una joven pareja que deseaba vivir en el campo, en una zona rural del país. La casa se inspira en la tipología de las granjas vecinas, con su tejado a dos aguas y el revestimiento exterior oscuro.


Bajo la cubierta se ubican la casa propiamente dicha, un agradable patio y un pabellón exterior, todo ello en un solo conjunto lleno de armonía. La finca cuenta con una superficie de mil metros cuadrados que proporciona espacio suficiente para la gran pradera verde del jardín. El diseño llama sin duda la atención por su alzado asimétrico y el revestimiento negro ondulado que cubre las fachadas.


En el exterior de la casa se abre un patio que forma un curioso vano en la fachada, tanto por delante como por detrás de la casa. Este patio sirve como terraza cubierta y como comunicación con el pabellón lateral. Al estar construida sobre un terreno blando y pobre, la casa se levantó sobre unas planchas de hormigón reforzado para prevenir problemas en caso de posibles inundaciones.

Fotografías: Rupert Asanger, Kurt Hörbst

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *