Establo convertido en casa familiar en Cáceres

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Establo casa familiar Caceres
Aunque nos gusta conocer proyectos llevados a cabo en todo el mundo, lo cierto es que no nos hace falta trasladarnos fuera de nuestras fronteras para conocer construcciones espectaculares.

Hoy, por ejemplo, nos situamos en Extremadura, más concretamente en la provincia de Cáceres, donde hemos encontrado una vivienda familiar que merece la pena conocer. Se trata de “Finca en Extremadura”, un establo abandonado que ha sido integralmente rehabilitado por el estudio Ábaton. ¿Te gustaría conocer más detalles sobre este proyecto? ¡Pues no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación!

Una transformación coherente con el entorno

Como te acabamos de comentar, el proyecto que hoy te mostramos consiste en la rehabilitación integral de un establo, que ha sido transformado en una casa familiar. Lo mejor es que la transformación ha sido coherente y respetuosa con el entorno, no interviniendo en el territorio.

Establo casa familiar Caceres1

Volumetría y materiales típicos de la zona

El antiguo establo, que se encuentra en al abrigo de la Sierra de Gredos, ha incorporado la volumetría y los materiales típicos de la arquitectura rural de la zona. Así, en el centro encontramos un espacio abierto en el que se sitúan el salón y la cocina y, alrededor, los distintas piezas de la vivienda. En cuanto a los materiales, tenemos que hablar de agua, cemento, hierro y la piedra ya existente.

Sistemas de sostenibilidad

Otro detalle del proyecto que ha llamado nuestra atención ha sido la construcción de una fuente, que ayuda a refrescar la vivienda en la época más cálida. Por otro lado, hay que tener en cuenta que los arquitectos han potenciado las vistas al valle y la sensación de vivir en el exterior. Además, el estudio ha aplicado los mismos sistemas de sostenibilidad que utiliza en todos sus productos: paneles solares con acumuladores, turbinas, una piscina natural que sirve de riego para los pastos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *